Fibrólisis Instrumental Miofascial (GANCHOS)

Método que surgió en los años siguientes a la segunda guerra mundial. Los músculos para su correcto funcionamiento han de deslizarse unos sobre otros de manera fluida y suave, por lo que cuando existe alguna lesión se producen adherencias y pequeños depósitos de cristales de calcio y úricos, las cuales se interponen directamente en esa sincronía perfecta provocando dolor.

Estos ganchos se aplican sobre la piel, sin ser una técnica invasiva, permitiendo un mejor acceso a las estructuras patológicas con el objetivo de eliminarlas, separando literalmente unos músculos de otros ya que trabaja entre las uniones de ellos.

Gracias a esta técnica trato a mis pacientes en la clínica, de cualquier lesión siendo su acción más precisa en problemas de tendinitis, epicondilitis y en general cualquier problema del aparato locomotor.

Anuncios