¿sabes realmente “lo que te infiltras”?

Cuando la terapia manual no surge efecto, ni los  antiinflamatorios generales en los problemas que cursan  como las tendinitis, los dolores articulares, las bursiritis (inflamación de las bolsas que lubrican las articulaciones móviles) se puede plantear en último caso el uso de infiltraciones locales.

Las infiltraciones son inyecciones de una solución compuesta por un anestésico y un corticoide directamente en el sitio de la lesión.

Se produce un alivio sintomático del dolor por el anestésico y una disminución de la inflamación por parte del antiinflamatorio.

Las infiltraciones tienen  mala prensa, puesto que su uso de manera indiscriminada y sin prescribir terapia manual antes de su utilización  y  posterior para evitar la recaída del paciente, puede provocar que el tratamiento tenga una vida media muy corta y sea ineficaz a medio plazo, aquí podríamos hablar de una mala utilización de la misma.

Por otra parte, y me reitero si las demás medidas fracasan aquí si estaría indicada ya que una infiltración bien realizada puede ser la solución definitiva para un problema inflamatorio crónico.

jeringa

Otro aspecto a reseñar es que los reumatólogos no recomiendan más de 3 infiltraciones en la misma articulación por riesgo de rotura del tendón, ya que lo debilita y pueden ser osteoporóticos (debilitar el hueso) .

Ante cualquier duda sobre realizar o no una infiltración mi consejo es que siempre se pidan varias opiniones contando con fuentes diversas, médicos y fisioterapeutas.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s